jueves, 3 de octubre de 2013

MUCHO MÁS

Los segundos discos siempre son difíciles y mucho más cuando tu álbum de debut ha tenido un éxito increíble. Las comparaciones serán inevitables y se plantean las dudas de hacer algo distinto o seguir por una senda continuista. Esto, en el caso de Las Grecas, quedo bastante claro desde el título del disco, ya que nos plantean que será una continuación del “Gipsy Rock” (CBS, 1974), una extensión de ese sonido que impactó en el mercado musical español pero sin el factor sorpresa, algo que se vio reflejado en el volumen de ventas del disco. A los mandos de este “Mucho Más” (CBS, 1975) los mismos responsables de su debut, Johnny Galvao como arreglista y José Luis de Carlos en la producción.

Debido al ritmo frenético que llevaban casi no tenían tiempo para componer y el sello CBS lo soluciona buscando compositores para ellas dejando al margen a Felipe Campuzano después de las desavenencias ocurridas en el disco anterior. Así nos podemos encontrar desde Isidro Muñoz y José Miguel Evoras, compositores del mítico “Quién maneja mi barca” de Remedios Amaya, Enrique Morente, que también compuso temas para Los Chorbos, o El Luis, uno de los descubrimientos del disco, que poco después iniciaría su andadura musical en solitario y cuyo talento compositivo se ve en “Laula-ulah” donde se fusionan lo árabe, lo caló y la psicodelia bien entendida.

A pesar de no conquistar las listas de éxitos, dentro de este “Mucho Más” había motivos suficientes para haberlo logrado, como por ejemplo la canción que abren el disco, “Yo no quiero pensar”, relato desgarrador de desamor con una fuerza arrolladora que deja claro que no eran flor de un día, a pesar de que con el tiempo es la imagen que parece haber quedado. Este tipo de historias son bastante cotidianas en la discografía de las hermanas Muñoz, y en este álbum también podemos encontrarlas en “No quiero volver a tenerte” o “Más que eso”.

Otra de las perlas del disco es “Que bonito aquella noche”, que alejándose de los temas dramáticos nos muestra el lado más cariñoso de Las Grecas, que también aparece en la trepidante “Negro son tus ojos”, tema compuesto por Isidro Sanlúcar, padre del guitarrista Manolo Sanlúcar.
También nos encontramos con las inevitables versiones, y aquí podemos encontrar una de las mejores de toda su carrera, “Soy la que sufre por tu amor”, que es una versión del tema “Eleonore” de The Turtles. Podríamos hablar de adaptación, más bien libre adaptación, con “Sagapo”, tema que las hermanas ya cantaban en los tablaos madrileños y culpable de su nombre artístico, que la escribió Carmen a partir de una canción griega.

A pesar de ser históricamente eclipsado por “Gipsy Rock”, sería injusto no prestar atención a este disco donde Las Grecas expandieron su sonido dejando piezas sonoras tan brillantes como las que podemos encontrar en su disco de debut.

fuente http://lafonoteca.net/discos/mucho-mas